martes, 7 de diciembre de 2010

Diputada MARTA ISASI

Diputada MARTA ISASI




"Debemos ser capaces de crear un nuevo movimiento político" Está en su segundo periodo como diputada y aunque ahora parecía que lo haría desde la alianza de gobierno, Marta Isasi Barbieri tuvo un repentino paso al costado y nuevamente está trabajando de la vereda de la oposición.



Sus inicios en política los hizo de la mano del sorismo y luego pasó a la UDI y RN. Hoy se atreve a decir que pretende fundar un nuevo movimiento político que surja desde las regiones y que se expanda al resto del país.



Marta Isasi es muy crítica con la Alianza por Chile, y después de pasar tres meses en recuperación tras una operación a los meniscos, cree que no hay cambios respecto a los 20 años de Concertación y tampoco teme asegurar que no dará pie atrás en su separación de la coalición de gobierno.



Terminó el 2009 electa con la primera mayoría y comenzó el 2010 apoyando la candidatura de Sebastián Piñera, quien finalmente terminaría también siendo electo con amplia mayoría en Tarapacá.



-¿Qué pasó después y cómo ha sido el resto del 2010?



- Siento que cuando uno se pone desafíos en la vida son para enfrentarlos. Efectivamente yo me la jugué al 100% por una candidatura presidencial que es la que hoy está en ejercicio, pero lamentablemente con el tiempo me di cuenta que la región no estaba siendo escuchada por las autoridades, tanto parlamentarios como de algunos alcaldes.



Creí en el trabajo en equipo y pensé que se gobernaría con los mejores, con la Coalición por el Cambio, pero me equivoqué porque la que gobierna hoy es la Alianza, donde las cúpulas políticas, tanto regionales como a nivel nacional han arreglado todo y dejaron fuera a militantes jóvenes, gente que trabajó mucho por la campaña y que significó que ahora estemos con más de lo mismo.



Esto hace pensar que Alianza y Concertación prácticamente es lo mismo, pero con distinto color. Por eso debemos ser capaces de generar un nuevo movimiento político. En eso estamos trabajando.



-¿Cuáles serían las características de este movimiento que pretende iniciar?



- Bueno sería un movimiento en primer lugar cristiano, cualquiera sea la religión, y por sobre todo regionalista, que surja desde las regiones.



Necesitamos creer en algo y entregarle a nuestros hijos algo mejor, cambiar la cara de la política con gente joven de todas las tendencias y en general llamo a todos a integrarlo.



Si mañana llego al Senado quiero que la persona que estuviera como diputado sea transversal y que pueda trabajar con todos los colores políticos. La gente necesita que se resuelvan sus problemas, la delincuencia, educación salud y este movimiento lo hará, porque no estará ni en la Alianza ni en la Concertación, ya que no les conviene.



-¿Incluiría al sorismo dentro de este movimiento?



- Acá no se descarta a nadie, ya que hay gente que es sorista hoy, y que viene a mi oficina y yo la atiendo. Vienen personas de distintos partidos y trabajamos igual coordinadamente para la gente.



Tengo el deseo de que este nuevo partido después de que nazca en la región esté en todo Chile y se transforme en un partido regional y cristiano.



-Trabajó su primer periodo desde la oposición. ¿Pensó que sería distinto su trabajo con la Alianza en el Gobierno?



- Yo creo que un parlamentario no puede perder nunca su rol fiscalizador. Actualmente estamos en lo mismo, sólo dieron vuelta la torta. Los del frente están haciendo oposición, pero muy poca, se nublan en pequeñeces como qué dice la ministra Von Baer y en base a eso rechazan la partida presupuestaria y los de gobierno defienden lo indefendible.



-¿Le entregaría el apoyo al gobierno si en tres años más se lo pidieran?



- Ya me lo pidieron en plena licencia (médica) para votar la ley antiterrorista. Soy una mujer que no transa los principios de su región y consecuente. Mi decisión no tiene vuelta atrás, así que vamos por una nueva opción transversal y cristiana.



-¿Qué opina de los proyectos bicentenario para la región?



- ¿Pero cuáles son los proyectos bicentenario para la región?. Sería bien injusto desquitarse con el actual gobierno, ya que los pilló entrando y con un terremoto. Pero tampoco siento un compromiso con la región, no lo siento en salud, ni en educación, en obras públicas. No siento que se apoyen proyectos importantes, estamos terminando el 2010, ya se fue un año y ¿qué ha ganado la región de Tarapacá?



Por eso yo hago un llamado a la ciudadanía a que reflexionemos si vamos a querer más de lo mismo o estamos dispuestos como región, donde siempre hemos dado grandes luchas sociales, a dar el ejemplo al resto del país uniéndonos.



-¿Qué espera del 2011?



- Pido a las autoridades que más que mostrarse en la foto y pensar en las campañas, creo que deben preocuparse por los problemas de las personas



Está en su segundo periodo como diputada y aunque ahora parecía que lo haría desde la alianza de gobierno, Marta Isasi Barbieri tuvo un repentino paso al costado y nuevamente está trabajando de la vereda de la oposición.



Sus inicios en política los hizo de la mano del sorismo y luego pasó a la UDI y RN. Hoy se atreve a decir que pretende fundar un nuevo movimiento político que surja desde las regiones y que se expanda al resto del país.



Marta Isasi es muy crítica con la Alianza por Chile, y después de pasar tres meses en recuperación tras una operación a los meniscos, cree que no hay cambios respecto a los 20 años de Concertación y tampoco teme asegurar que no dará pie atrás en su separación de la coalición de gobierno.



Terminó el 2009 electa con la primera mayoría y comenzó el 2010 apoyando la candidatura de Sebastián Piñera, quien finalmente terminaría también siendo electo con amplia mayoría en Tarapacá.



-¿Qué pasó después y cómo ha sido el resto del 2010?



- Siento que cuando uno se pone desafíos en la vida son para enfrentarlos. Efectivamente yo me la jugué al 100% por una candidatura presidencial que es la que hoy está en ejercicio, pero lamentablemente con el tiempo me di cuenta que la región no estaba siendo escuchada por las autoridades, tanto parlamentarios como de algunos alcaldes.



Creí en el trabajo en equipo y pensé que se gobernaría con los mejores, con la Coalición por el Cambio, pero me equivoqué porque la que gobierna hoy es la Alianza, donde las cúpulas políticas, tanto regionales como a nivel nacional han arreglado todo y dejaron fuera a militantes jóvenes, gente que trabajó mucho por la campaña y que significó que ahora estemos con más de lo mismo.



Esto hace pensar que Alianza y Concertación prácticamente es lo mismo, pero con distinto color. Por eso debemos ser capaces de generar un nuevo movimiento político. En eso estamos trabajando.



-¿Cuáles serían las características de este movimiento que pretende iniciar?



- Bueno sería un movimiento en primer lugar cristiano, cualquiera sea la religión, y por sobre todo regionalista, que surja desde las regiones.



Necesitamos creer en algo y entregarle a nuestros hijos algo mejor, cambiar la cara de la política con gente joven de todas las tendencias y en general llamo a todos a integrarlo.



Si mañana llego al Senado quiero que la persona que estuviera como diputado sea transversal y que pueda trabajar con todos los colores políticos. La gente necesita que se resuelvan sus problemas, la delincuencia, educación salud y este movimiento lo hará, porque no estará ni en la Alianza ni en la Concertación, ya que no les conviene.



-¿Incluiría al sorismo dentro de este movimiento?



- Acá no se descarta a nadie, ya que hay gente que es sorista hoy, y que viene a mi oficina y yo la atiendo. Vienen personas de distintos partidos y trabajamos igual coordinadamente para la gente.



Tengo el deseo de que este nuevo partido después de que nazca en la región esté en todo Chile y se transforme en un partido regional y cristiano.



-Trabajó su primer periodo desde la oposición. ¿Pensó que sería distinto su trabajo con la Alianza en el Gobierno?



- Yo creo que un parlamentario no puede perder nunca su rol fiscalizador. Actualmente estamos en lo mismo, sólo dieron vuelta la torta. Los del frente están haciendo oposición, pero muy poca, se nublan en pequeñeces como qué dice la ministra Von Baer y en base a eso rechazan la partida presupuestaria y los de gobierno defienden lo indefendible.



-¿Le entregaría el apoyo al gobierno si en tres años más se lo pidieran?



- Ya me lo pidieron en plena licencia (médica) para votar la ley antiterrorista. Soy una mujer que no transa los principios de su región y consecuente. Mi decisión no tiene vuelta atrás, así que vamos por una nueva opción transversal y cristiana.



-¿Qué opina de los proyectos bicentenario para la región?



- ¿Pero cuáles son los proyectos bicentenario para la región?. Sería bien injusto desquitarse con el actual gobierno, ya que los pilló entrando y con un terremoto. Pero tampoco siento un compromiso con la región, no lo siento en salud, ni en educación, en obras públicas. No siento que se apoyen proyectos importantes, estamos terminando el 2010, ya se fue un año y ¿qué ha ganado la región de Tarapacá?



Por eso yo hago un llamado a la ciudadanía a que reflexionemos si vamos a querer más de lo mismo o estamos dispuestos como región, donde siempre hemos dado grandes luchas sociales, a dar el ejemplo al resto del país uniéndonos.



-¿Qué espera del 2011?



- Pido a las autoridades que más que mostrarse en la foto y pensar en las campañas, creo que deben preocuparse por los problemas de las personas







Está en su segundo periodo como diputada y aunque ahora parecía que lo haría desde la alianza de gobierno, Marta Isasi Barbieri tuvo un repentino paso al costado y nuevamente está trabajando de la vereda de la oposición.



Sus inicios en política los hizo de la mano del sorismo y luego pasó a la UDI y RN. Hoy se atreve a decir que pretende fundar un nuevo movimiento político que surja desde las regiones y que se expanda al resto del país.



Marta Isasi es muy crítica con la Alianza por Chile, y después de pasar tres meses en recuperación tras una operación a los meniscos, cree que no hay cambios respecto a los 20 años de Concertación y tampoco teme asegurar que no dará pie atrás en su separación de la coalición de gobierno.



Terminó el 2009 electa con la primera mayoría y comenzó el 2010 apoyando la candidatura de Sebastián Piñera, quien finalmente terminaría también siendo electo con amplia mayoría en Tarapacá.



-¿Qué pasó después y cómo ha sido el resto del 2010?



- Siento que cuando uno se pone desafíos en la vida son para enfrentarlos. Efectivamente yo me la jugué al 100% por una candidatura presidencial que es la que hoy está en ejercicio, pero lamentablemente con el tiempo me di cuenta que la región no estaba siendo escuchada por las autoridades, tanto parlamentarios como de algunos alcaldes.



Creí en el trabajo en equipo y pensé que se gobernaría con los mejores, con la Coalición por el Cambio, pero me equivoqué porque la que gobierna hoy es la Alianza, donde las cúpulas políticas, tanto regionales como a nivel nacional han arreglado todo y dejaron fuera a militantes jóvenes, gente que trabajó mucho por la campaña y que significó que ahora estemos con más de lo mismo.



Esto hace pensar que Alianza y Concertación prácticamente es lo mismo, pero con distinto color. Por eso debemos ser capaces de generar un nuevo movimiento político. En eso estamos trabajando.



-¿Cuáles serían las características de este movimiento que pretende iniciar?



- Bueno sería un movimiento en primer lugar cristiano, cualquiera sea la religión, y por sobre todo regionalista, que surja desde las regiones.



Necesitamos creer en algo y entregarle a nuestros hijos algo mejor, cambiar la cara de la política con gente joven de todas las tendencias y en general llamo a todos a integrarlo.



Si mañana llego al Senado quiero que la persona que estuviera como diputado sea transversal y que pueda trabajar con todos los colores políticos. La gente necesita que se resuelvan sus problemas, la delincuencia, educación salud y este movimiento lo hará, porque no estará ni en la Alianza ni en la Concertación, ya que no les conviene.



-¿Incluiría al sorismo dentro de este movimiento?



- Acá no se descarta a nadie, ya que hay gente que es sorista hoy, y que viene a mi oficina y yo la atiendo. Vienen personas de distintos partidos y trabajamos igual coordinadamente para la gente.



Tengo el deseo de que este nuevo partido después de que nazca en la región esté en todo Chile y se transforme en un partido regional y cristiano.



-Trabajó su primer periodo desde la oposición. ¿Pensó que sería distinto su trabajo con la Alianza en el Gobierno?



- Yo creo que un parlamentario no puede perder nunca su rol fiscalizador. Actualmente estamos en lo mismo, sólo dieron vuelta la torta. Los del frente están haciendo oposición, pero muy poca, se nublan en pequeñeces como qué dice la ministra Von Baer y en base a eso rechazan la partida presupuestaria y los de gobierno defienden lo indefendible.



-¿Le entregaría el apoyo al gobierno si en tres años más se lo pidieran?



- Ya me lo pidieron en plena licencia (médica) para votar la ley antiterrorista. Soy una mujer que no transa los principios de su región y consecuente. Mi decisión no tiene vuelta atrás, así que vamos por una nueva opción transversal y cristiana.



-¿Qué opina de los proyectos bicentenario para la región?



- ¿Pero cuáles son los proyectos bicentenario para la región?. Sería bien injusto desquitarse con el actual gobierno, ya que los pilló entrando y con un terremoto. Pero tampoco siento un compromiso con la región, no lo siento en salud, ni en educación, en obras públicas. No siento que se apoyen proyectos importantes, estamos terminando el 2010, ya se fue un año y ¿qué ha ganado la región de Tarapacá?



Por eso yo hago un llamado a la ciudadanía a que reflexionemos si vamos a querer más de lo mismo o estamos dispuestos como región, donde siempre hemos dado grandes luchas sociales, a dar el ejemplo al resto del país uniéndonos.



-¿Qué espera del 2011?



- Pido a las autoridades que más que mostrarse en la foto y pensar en las campañas, creo que deben preocuparse por los problemas de las personas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada